acto segundo ------------ sale don rodrigo de camino y don gaspar, y sale también delgado gaspar: dadme otra vez los br


ACTO SEGUNDO
------------

Sale don RODRIGO de camino y don GASPAR, y sale
también DELGADO
GASPAR: Dadme otra vez los brazos. [silva]
RODRIGO: Acortó, don Gaspar, la ausencia plazos.
Pues aquí veros puedo, 1155
no echo menos amigos de Toledo.
Juzgábaos yo embarcado.
GASPAR: Mejor que imaginaba he negociado;
el cargo de un navío
me daba el rey, mas como vi a mi tío 1160
que a Portugal venía,
del rey Fernando embajador, el día
que supe que llegaba
la embarcación dejé.
RODRIGO: Mal os estaba.
Surquen hijos segundos 1165
golfos de sales, midan sus profundos,
y gocen herederos
mayorazgos en paz, pues son primeros.
En fin, ¿os tiene en casa
don Íñigo de Cárdenas?
[GASPAR]: Y pasa 1170
su favor adelante
de deudo y huésped; permisión de amante
tengo también en ella.
Dueño me intenta hacer de su hija bella,
y es doña Estefanía 1175
competencia del sol que luz le envía.
Dice que, pues heredo
a su hermano y mi padre, y en Toledo
mi mayorazgo tiene
su antigüedad y casa, no conviene, 1180
pudiendo eslabonarla
con nuevo parentesco, desmembrarla;
que mientras se mitiga
el rey contra mí airado, a que se obliga,
a cargo suyo toma 1185
nuestra dispensación, que ya está en Roma.
Ved si es razón que pierda
la buena suerte de elección tan cuerda.
RODRIGO: Quedárades culpado,
si no de ingrato, de desalumbrado, 1190
principalmente agora
que, desposada, vuestra dama adora
a don Jaime Centellas.
GASPAR: Las de mis celos aumentara en ellas
si no las apagara 1195
la prenda hermosa que mi amor repara.
Ya el suyo en mí es olvido;
logre doña Micaela el que ha tenido
de mí, creyendo engaños,
y gócense los dos felices años, 1200
que yo desde Sevilla,
informado de nuevas de Castilla,
aunque no verdaderas,
conservaba en el alma ya quimeras,
si hasta agora esperanzas. 1205
Agradecido estoy a sus mudanzas.
(¿Quién la dama sería Aparte
que me habló en el Alcázar aquel día?
No hay que hacer caso desto;
pues mis dichas los cielos han dispuesto 1210
por tan nuevos caminos,
trocaré por aciertos desatinos.)
Pues, señor don Rodrigo,
¿a qué venís acá?
RODRIGO: La corte sigo
del rey Manuel, fïado 1215
en que como Castilla le ha jurado
por príncipe heredero
y la casa que pone, a lo que infiero,
será a lo castellano,
respeto de favores, tenga mano 1220
con su Alteza, y en ella
algún título honroso.
GASPAR: Buena estrella
os dé vuestra ventura,
que en los palacios todo es coyuntura.
RODRIGO: El creer que la hallara 1225
en Lisboa y en ella negociara,
fue causa de un rodeo
bien cansado; mas, ya que aquí le veo
sin muestras de mudanza,
asentará mis cosas la esperanza. 1230
GASPAR: Pica la peste tanto
en Lisboa que a todos pone espanto;
y en riesgo tan terrible
es ciudad saludable y apacible
Coïmbra, celebrada 1235
por la fama presente y la pasada;
benévolo su clima,
fértil su territorio, en cuya estima
cristales del Mondego
compiten con el Tajo, y el sosiego 1240
convidando a las Musas,
que donde hay multitud viven confusas,
aquí hallan puerta franca
sin envidiar Coïmbra a Salamanca,
que es este lugar solo 1245
habitación de Amor, Marte y Apolo.
RODRIGO: Ilustre le hizo al mundo
la asistencia del rey don Juan Segundo,
que lo más de su vida
en él tuvo su corte entretenida. 1250
Sale TELLO
TELLO: ¿Oyes, señor? Te llama
la embajatriz doncella nuestra dama
y su padre con ella,
que desea aliviarla de doncella.
GASPAR: ¿Queréisla ver, Rodrigo? 1255
RODRIGO: Y a don Íñigo hablar, que es muy mi amigo,
y podrá, a vuestra instancia,
su favor con el rey ser de importancia.
GASPAR Ése yo os le prometo.
Venid y admiraréis en un sujeto 1260
discreción y hermosura,
llaneza, gravedad, valor, cordura,
donaire y cortesía;
veréis, en fin, a doña Estefanía.
Vanse los dos
DELGADO: ¡Tello!
TELLO: ¡Oh Delgado, y no hilo![redondillas]1265
¿Acá también?
DELGADO: ¿Qué hay de nuevo?
TELLO: En Portugal todo es sebo
hasta quedarse en pabilo;
todo bota, todo lua;
todo fidalgo valente, 1270
pao mimoso, fava quente,
sardinha e manteiga crua.
No hay poderlos entender;
la olla llaman panela
y a la ventana janela; 1275
para darme de comer,
Dai-ca, me dijo una vieja,
tigelas. Yo, que entendí
tijeras, unas le di
y ella los guisados deja, 1280
diciendo que de Castilla
un hombre la iba a matar,
hasta que vine a sacar
que tigela es escudilla.
Un viernes la pregunté, 1285
"¿Qué tengo que cenar yo?,"
"Cagados," me respondió.
"Cómalos vuesa mercé,"
la dije, "y pullas a un lado,
que tiene muchas arrugas." 1290
Y supe que eran tortugas
los cagados.
DELGADO: ¡Buen guisado!
TELLO: La embajatriz mi señora,
que es digna de todo amor
y me hace mucho favor, 1295
por no decir me enamora,
da en hablar a lo seboso,
porque en nuestra tierra es fama
que en esta lengua una dama
tiene aire garabatoso. 1300
Y entre cosas peregrinas
que suele mandarme hacer,
"Trazei-me," me dijo ayer,
"do jardim umas boninas;
olhai, e un ramo de cravos." 1305
"¿Para qué diablos querrá,"
dije, "si loca no está,
olla, boñigas y clavos?"
El tiempo anda enfermo y éste
altera nuestra salud; 1310
deben de tener virtud,
sin duda, contra la peste.
Compré una olla vidrïada,
al campo salí, llenéla
de clavos, emboñiguéla, 1315
y llevándola tapada
con la capa, la hallé hablando
con su padre y mi señor;
no era muy fino el olor
con que me iba prefumando. 1320
Llegué y díjela al oído,
"Aquí aquel recado está."
Y respondióme, "dai ca."
"¿Estás fuera de sentido,
señora, que a esto me obligas?" 1325
repliqué. ¡Gentil humor,
sacarle a un embajador
un puchero de boñigas!
Mandó que lo descubriese
y vino a causar su prisa 1330
a unos asco y a otros risa,
y a que mi amo se corriese
y tuviésemos mohinas.
Averigüe Garibay
que es aquí mirad, olhai. 1335
que las flores son boninas
y cravos claveles son.
En fin, yo que su humor sigo,
porque se huelgue conmigo,
paso plaza de bufón. 1340
Vanse TELLO y DELGADO. Salen doña
ESTEFANÍA, don ÍÑIGO, viejo; don
MARTÍN, don GASPAR y don RODRIGO
ÍÑIGO: Huélgome infinito yo
de veros por esta tierra,
que el que en la suya se encierra
y nunca se divirtió
en las demás no merece 1345
de discreto estimación.
Historias los reinos son
y el que verlos apetece,
estudiando en la experiencia
que a tantos renombre ha dado, 1350
vuelve a casa consumado
y es para todo. No hay ciencia
en libros como en los ojos,
porque en la prática estriba
la más especulativa. 1355
La ociosidad causa enojos;
mozo sois, y en Portugal,
que es una común escala
de cuanto el orbe señala,
yo sé que no os halléis mal. 1360
RODRIGO: Ni ya menos echaré
a Castilla ni a Toledo,
si con vueselencia quedo
acreditado.
ÍÑIGO: Hablaré
hoy al rey que se dispone, 1365
según la voz común pasa,
a poner segunda casa
castellana; y si la pone,
sabiendo vuestro valor,
no tiene dificultad 1370
que os honre su Majestad.
RODRIGO: Siendo vos mi protector,
señor, ya la dicha mía
asegura mi cuidado.
A ella
Añadirá otro crïado 1375
en casa vueseñoría
y seré yo venturoso
en acertarla a servir.
ESTEFANÍA: Yo os quisiera ver lucir,
señor, algún cargo honroso 1380
con que en Portugal quedaran
satisfechos de Castilla.
MARTÍN: Al que en Portugal se humilla
por forastero le amparan
fidalgos y caballeros, 1385
porque siempre llevó mal
presunciones Portugal
de arrogantes forasteros;
mas vos, señor don Rodrigo,
que sois tan cuerdo y cortés, 1390
en cualquiera portugués
tendréis hermano y amigo,
y en mí un nuevo servidor.
RODRIGO: Por mi señor os elijo
que, en fin, en todo sois hijo 1395
de quien, siendo embajador
de nuestros reyes aquí,
tiene la opinión en pie
castellana.
ÍÑIGO: Hoy hablaré
al rey, que audiencia pedí. 1400
Paréceme, Estefanía,
que estás triste.
ESTEFANÍA: Causarálo,
señor, el tiempo que es malo
y engendra melancolía;
dicen que la peste asombra 1405
todo este reino.
ÍÑIGO: Si das
en eso, no vivirás
segura, que a quien la nombra
maltrata su contagión,
y en todo temor mortal 1410
no hace tanto daño el mal
como su imaginación.
Coïmbra tiene frescuras,
su río alegres riberas;
cuando divertirte quieras, 1415
si frecuentarlas procuras,
podrás divertir cuidados
que aumenta la ociosidad.
ESTEFANÍA: Antes con su soledad
suelen dar pena doblados. 1420
Yo procuraré, señor,
ocupar mis pensamientos
donde no puedan violentos
acrecentar su rigor,
cuando no por otra cosa, 1425
por no darte pena a ti.
GASPAR: El alma, prima, que os di,
viéndoos triste, está quejosa,
porque como por vos vive
juzga, y no sin propiedad, 1430
que no tiene voluntad
quien triste al huésped recibe;
siquiera por forastera
tratarle bien será justo.
ESTEFANÍA: Quien vive donde no hay gusto, 1435
¿qué es, don Gaspar, lo que espera?
La tristeza me entretiene;
no sé yo que haya posada
que al huésped esté obligada
a darle lo que no tiene. 1440
Mudarla será mejor
si no se halla bien en ella.
GASPAR: No fuérades vos tan bella
a mostrar menos rigor;
no lo dije yo por tanto, 1445
ni ya podré hacer mudanza;
el amor, que es semejanza,
llorará con vuestro llanto
y, alegrándoos, estará
alegre, que el mar y amor 1450
no tienen otro color
que el que su objeto les da.
ESTEFANÍA: Hoy me habéis de perdonar
si dejo de responderos.
GASPAR: Serviros y no ofenderos 1455
pretendo yo.
ÍÑIGO: Don Gaspar,
dejémosla, que es costumbre
que de su madre heredó
la tristeza; dila yo
muchas veces pesadumbre, 1460
aunque tanto me quería,
si a consolarla llegaba
cuando desta suerte estaba.
RODRIGO: (¡Qué hermosa es la Estefanía!) Aparte
ÍÑIGO: Haz que te pongan el coche; 1465
sal a pasearte al río.
GASPAR: (¡Qué presto, recelo mío, Aparte
os muestra mi sol su noche!
¿Apenas salió el aurora
del favor cuando ya veo 1470
nublados en mi deseo?)
ÍÑIGO: Venid, que debe ser hora
de ir a palacio y querría,
don Rodrigo, hablar por vos
hoy al rey.
RODRIGO: (¡Válgame Dios, Aparte 1475
qué bella es la Estefanía!)
Vanse sino es la dama
ESTEFANÍA: Imaginación tirana, [décimas]
pues con vos sola me dejan,
decidme ¿qué os aconsejan
penas que os hacen liviana?; 1480
¿de cuándo acá sois tan vana
que dais audiencia a locuras?;
¿cómo acertaréis a escuras
donde yerran claridades?;
¿por qué amáis desigualdades 1485
ni posibles ni seguras?
¿Este fin será razón
que tengan mis altiveces?
Libertad, que tantas veces
triunfó vuestra presunción, 1490
ya que imitáis a Faetón
cayendo, no os despeñéis
sin que en todo le imitéis,
pues, aunque de seso falto,
Faetón se perdió por alto 1495
y vos por baja os perdéis.
¿A un médico amáis? Callad,
que el publicarlo es locura.
¿Para qué se llama cura
si es la misma enfermedad? 1500
Destruye la voluntad,
¿y a curar cuerpos se allana?
¿Qué medicina inhumana,
qué médico amor es este
que cura pestes y es peste, 1505
que enferma al mismo que sana?
¡Nunca en casa le admitiera
mi padre, nunca llevara
salarios con que matara
a la visita primera, 1510
nunca yo el pulso le diera,
pues para mi perdición,
en fe de ser contagión
de tanta efímera loca,
apenas la arteria toca 1515
cuando abrasa el corazón!
Salen todos los que primero se entraron y
TELLO
ÍÑIGO: Está indispuesto su Alteza [redondillas]
y no despacha este día.
Quiero mucho a Estefanía,
don Gaspar, y su tristeza 1520
obliga a volverme a casa.
GASPAR: ¿A quién no dará cuidado
el ver el sol eclipsado,
señor, que entre nieve abrasa?
RODRIGO: Todos participaremos 1525
de su mal si no mejora.
GASPAR: Y más quien cual yo la adora.
TELLO: ¡Gentil hospital tendremos!
ÍÑIGO: Hija, mientras sola estés,
tu tristeza aumentarás; 1530
¿por qué al campo no saldrás,
si en él la eficacia ves
con que divierten sus flores
y alegran sus aires puros?
ESTEFANÍA: No son remedios seguros 1535
los que acrecientan rigores;
el campo al triste entristece
como la música.
ÍÑIGO: ¿En qué
fundas la tuya?
ESTEFANÍA: No sé;
nada mi gusto apetece. 1540
ÍÑIGO: Quebrada estás de color.
TELLO: (Pues poco valen, o nada, Aparte
vasija y virgen quebrada.)
ESTEFANÍA: Mala me siento, señor;
por solo no darte pena 1545
disimulo mis pasiones;
si duermo, imaginaciones
me despiertan; estoy llena
de disgustos, como mal;
aprietos del corazón 1550
me angustian.
TELLO: ¿Palpitación?
Ramo es de gota coral.
ÍÑIGO: Tello, tu alegrar solías
sus tristezas con frialdades;
di algunas.
TELLO: Las navidades 1555
entretienen y son frías.
Pónganla encima del bazo
diez o doce y sanará;
aunque navidades ya
son en viejas embarazo, 1560
porque aborrecen verdades
y oyen de terrible gana
que digan, "Doña Fulana
tiene muchas navidades."
El más eficaz remedio 1565
de toda doncella ha sido
cuatro arrobas de marido
sin suegra que se entre en medio.
Récipe que desto coma;
que son muchas dilaciones 1570
esperar dispensaciones
por el prototo de Roma.
ESTEFANÍA: ¡Échenme de aquí este necio!
TELLO: ¿Escocióla?
ESTEFANÍA: ¡Idos de aquí
o iréme!
TELLO: En el punto di. 1575
No tiene mi ciencia precio;
mas si no sanan fatigas
las recetas que la doy,
tengan, que a buscarla voy
olla, clavos y boñigas. 1580
Vase. Sale un PAJE
PAJE El médico está, señor,
a la puerta.
ESTEFANÍA: Entre, y advierta
que al doctor nunca la puerta
se le cierra.
ÍÑIGO: Entre el dotor.
Vase el PAJE. Sale doña GERÓNIMA de
médico, cuello abierto pequeño, sotanilla larga,
capa de gorgorán con capilla y guantes
GERÓNIMA: Dios sea en aquesta casa. [romance] 1585
ÍÑIGO: Vengáis, doctor, en buen hora;
no está buena Estefanía.
GERÓNIMA: ¿Qué mucho, si es tan hermosa?
GASPAR: ¿Pues repugna la salud
a la hermosura?
GERÓNIMA: ¿Eso ignora 1590
vuesa merced? Claro está;
que cuando se proporcionan
de las cuatro calidades
los cuatro humores, dan forma
a la belleza apacible, 1595
buen talle y gentil persona.
Esto es lo que llama ad pondus
nuestro Galeno, y dél consta
la igualdad y simetría,
saludable y deleitosa. 1600
De aquí nace la belleza,
y esta tal consiste toda
en la sangre delicada
y tiene su esfera propia
en el hígado, y de allí, 1605
blanca entrando, sale roja
a nutrir todos los miembros
con los cuales se conforma,
siendo carne con la carne,
hueso con el hueso, y toma 1610
de la sustancia que nutre
color, calidad y forma,
porque cada miembro busca
su semejanza amorosa;
de modo que cuanto más 1615
fuere elegante una cosa
tanto más tendrá la sangre
delicada y, si se nota,
por esta causa estará
más expuesta y peligrosa 1620
a cualquiera alteración
que la destemple y corrompa.
Por esto niños y damas
tan fácilmente se aojan;
porque la fascinación 1625
halla resistencia poca
en la sangre que penetra
y ansí al punto que la toca
le pega su calidad,
lo que no hiciera en la tosca. 1630
¿Ve, señor, vuesa merced,
cómo toda dama hermosa
está sujeta a accidentes,
que llama el griego simptomas?
GASPAR: Ello está muy bien probado. 1635
GERÓNIMA: Esta calidad morbosa,
que de malas influencias
aires y gente inficiona,
produce melancolías
y, aunque no enferme, congoja 1640
cualquiera disposición,
si bien unas más que otras,
porque aumenta el atrabilis,
térrea, fría y que provoca
a retiros intratables. 1645
Si vueseñoría, señora,
no procura divertirse,
y imagina, estando sola,
tristezas, enfermará,
que imaginatio es axioma 1650
general que facit casum;
y ansí será bien que ponga
con medios preservativos
atajos a esta ponzoña.
ESTEFANÍA: No gastéis, señor dotor, 1655
de aforismos tanta copia,
que es almacén ordinario
de todo médico broma;
ved si tengo calentura.
Dale el pulso
GERÓNIMA: No es confirmada hasta agora, 1660
pero dispónese a serlo;
pesado pulso.
ESTEFANÍA: (Amorosa Aparte
sangre, decilde mi mal;
sirva la arteria de boca,
pues viene del corazón.) 1665
GERÓNIMA: Vena obtusa; dadme esotra.
Dale el otro pulso
GASPAR: (¡Que tenga un dotor licencia Aparte
tan amplia que lo que goza
el tacto a mí se me niegue!
¡Oh facultad venturosa!) 1670
RODRIGO: (Por Dios que debe de ser Aparte
su enfermedad contagiosa,
porque se me va pegando;
¿qué es esto, inclinación loca?)
GERÓNIMA: ¿Duéleos algo?
ESTEFANÍA: El corazón. 1675
GERÓNIMA: ¿Agora?
ESTEFANÍA: No, estando sola...
(Iba a decirle "sin veros".) Aparte
GERÓNIMA: ¿Y qué sentís más?
ESTEFANÍA: Me ahoga...
(Mi secreto iba a decirle.) Aparte
...no sé yo qué, que me estorba... 1680
GERÓNIMA: ¿El escupir?
ESTEFANÍA: No, el hablar.
GERÓNIMA: Mucílago es pituitosa.
ESTEFANÍA: Abrásanseme las palmas
de las manos; cuanto tocan
encienden. Tentad, tentad. 1685
Dale las dos manos
GERÓNIMA: ¡Brava intemperies!
ESTEFANÍA: Soy Troya.
GERÓNIMA: Tenéis toda la región
del hígado, por la cólera,
lesa, que con la pituita
quemándola se incorpora. 1690
Ahora bien, señora mía,
vuesiría se disponga
a preservar accidentes
que la experiencia diagnóstica
nos indica. Lo primero, 1695
con dieta flemagoga
y algo colagoga, enfrene
cualidades licenciosas.
ESTEFANÍA: Dotor, habladme en romance.
GERÓNIMA: Digo que vusía coma 1700
manjar entre húmedo y seco,
pan con anís, y éste en roscas;
carnes, no del todo asadas,
verbi gratia, pavos, pollas,
perdices, lechones, liebres, 1705
ternera, mas no palomas.
Si apeteciere cocido,
mandará echar en las ollas
cilantro verde, mastuerzo,
verdolagas o blugosa, 1710
borrajas y yerbabuena,
que mezcladas unas y otras
templarán lo seco y frío;
mas no han de llevar cebolla.
Los peces secos y asados, 1715
de corrientes pedregosas,
no de estanques ni lagunas,
y las salsas olorosas,
sin pimienta ni canela.
Cene a la noche escarolas 1720
cocidas, peras asadas,
huevos frescos y dos gotas
de clarete bien linfato.
Guardarse de estar ociosa,
hacer mediano ejercicio 1725
y echar aparte congojas;
con esto y unos jarabes
que alteren, cuezan, dispongan
esos humores rebeldes,
y cinco píldoras solas, 1730
espero en Dios de dejarla
sana en distancia tan corta
que restituya alegrías
y a sus mejillas sus rosas.
ESTEFANÍA: Haced vos eso, dotor, 1735
si mi salud os importa,
que si gustáis, bien podéis,
y de cuanto soy señora
dispondréis a vuestro arbitrio.
(¡Ay, si me entendiese!) Aparte
GERÓNIMA: Sobran 1740
voluntad y medicinas,
pero falta que se pongan
en ejercicio.
ESTEFANÍA: Por mí
recetad, que desde agora
estoy puesta en vuestras manos. 1745
ÍÑIGO: ¿Cómo te sientes?
ESTEFANÍA: Mejoran
los enfermos de mi humor
solo con ver de hora en hora
al médico junto a sí.
GASPAR: Aunque breve de persona, 1750
sin autoridad de barba
y la edad no muy dotora,
suple lo limpio y pulido
las letras, que serán pocas,
de quien en lugar de textos 1755
gasta el estipendio en ropa.
GERÓNIMA: No dan las ciencias los años,
ni es tanta la que le sobra,
señor, a vuesa merced,
que por mí no le responda 1760
el filósofo monarca
en sus problemas curiosas.
Pregunta, "¿Por qué el ingenio
es mayor en la edad moza?"
Y respóndele el poeta 1765
Ausonio, "No porque goza
mil años de vida el Fénix
será razón que se oponga
a los cien ojos con que Argos
alcanza todas las cosas, 1770
que éste en vela siempre estudia
y aquel vive muerte ociosa.
Cedimus ingenium quantum
praecedimus aevo." Ausonia
sentencia, en fin; que Minerva 1775
niña se pinta y hermosa.
Nerva y Celso, de quince años,
la jurisprudencia en Roma
honraron; de diez y nueve,
Augusto triunfó vitorias; 1780
de treinta y dos alcanzó
Galeno el lauro y corona
de Apolo. Felix ingenium
non gaudet aetate longa,
--díjolo Filón judío--. 1785
Ni de mi estatura corta
menor alabanza espero,
cuando el sabio las abona:
Platón toda corpulencia
hace al ingenio enfadosa; 1790
de aquí el adagio amens longus;
de aquí el filósofo axioma
fortior est virtus unita
se ipsa dispersa; y oiga
la causa en que esto se funda 1795
porque o se enmiende o se corra.
La humedad dilata miembros
cuya obediencia es más propia
para el calor natural
que con su aumento la honra. 1800
Por esto el muy corpulento
es muy húmedo, y no hay cosa
de las cuatro cualidades
que así destruya las obras
de la ánima racional 1805
como la humedad, que borra
las imágenes y especies
del discurso y la memoria.
Esto no hay en los pequeños,
cuya sequedad corpórea 1810
no permite que la carne
se dilate correosa,
y no pudiendo extenderse,
queda en su estrechez angosta
el ánima más unida; 1815
porque es cualidad heroica
que sutiliza el ingenio
la sequedad, de tal forma
que dijo Heráclito della
esta sentencia famosa: 1820
Est animus sapientissimus
splendor siccus, de forma
que la falta de mi cuerpo
en el espíritu es sobra.
La curiosidad del traje, 1825
ni afectada ni pomposa
sino limpia y aliñada,
en el médico ocasiona
autoridad y respeto,
y más cuando se acomoda 1830
con ella cara apacible,
que praestantissima forma
digna est imperio; y así,
entre seis o siete cosas
que el médico ha de tener, 1835
con que Hipócrates le adorna
en sus Epidemias, pide
que el vestido corresponda
al buen rostro: quod est pulchrum
amicum est; y es forzosa 1840
circunstancia en la belleza
la curiosidad sin costa,
el despejo, buena gracia,
buen olor y buena prosa.
ESTEFANÍA: Decidme esas condiciones 1845
que al médico perficionan,
que me entretiene el oíros.
GERÓNIMA: Agrado, lenguaje, forma,
vestido, limpieza, olor,
disminuyen las congojas 1850
del enfermo, si las tiene
el médico, mi señora.
De grosero y desabrido
Galeno a Caliantes nota,
porque entraba desahuciando 1855
y así fue su medra poca.
Primero se han de curar
los afectos que apasionan
el alma que los del cuerpo,
sol aquella, estotro sombra; 1860
pues si entra a ver al paciente
un dotor, presencia tosca,
mal vestido, peor hablado,
¿cómo es posible que ponga
buen ánimo en sus enfermos? 1865
ESTEFANÍA: Es esa verdad tan propia
que de haberos solo oído,
aliviada, me siento otra.
Tornad a verme estos pulsos.
Dáselos
GERÓNIMA: ¡Jesús, su mudanza asombra! 1870
ESTEFANÍA: ¿Qué os parece?
GERÓNIMA: Que estáis buena.
ESTEFANÍA: ¿La color?
GERÓNIMA: Jazmín y rosa.
ESTEFANÍA: ¿Las palmas?
GERÓNIMA: Refrigeradas.
ESTEFANÍA: ¿El aliento?
[GERÓNIMA]: Azahar en pomas.
ESTEFANÍA: ¿La disposición?
GERÓNIMA: Divina. 1875
ESTEFANÍA: ¿Y la igualdad?
GERÓNIMA: Milagrosa.
ESTEFANÍA: Tomad estos dos diamantes.
Dáselos
GASPAR: (¡Por Dios!, que soy, si se nombra Aparte
medicina y no amor esto,
en uno y en otro idiota.) 1880
GERÓNIMA: Volveré a la noche a veros.
ESTEFANÍA: Pues ¿adónde vais agora?
GERÓNIMA: A recebir una hermana,
que por no estar en Lisboa,
donde muere tanta gente, 1885
quiere ser habitadora
de Coïmbra.
ESTEFANÍA: ¿Hermana vuestra?
GERÓNIMA: Mía, y vuestra servidora.
ESTEFANÍA: ¿Y ha de llegar hoy?
GERÓNIMA: Sospecho
que estará ya en casa.
ESTEFANÍA: ¿Moza? 1890
GERÓNIMA: Y de cara razonable.
ESTEFANÍA: ¿Doncella?
GERÓNIMA: Y escrupulosa.
ESTEFANÍA: ¿Pues, yo no tengo de verla?
GERÓNIMA: Si esa merced se le otorga,
en descansando unos días 1895
vendrá a serviros.
ESTEFANÍA: ¿Se nombra?
GERÓNIMA: Doña Marta de Barcelos.
ESTEFANÍA: Y vos el dotor Barbosa.
GERÓNIMA: Como el moreno Juan Blanco,
ellas saldrán por la posta. 1900
Al padre [don ÍÑIGO]
Vueselencia ha de ampararme
en una ocasión forzosa,
donde me va por lo menos
opinión, interés y honra.
ÍÑIGO: ¿Y es la ocasión?
GERÓNIMA: Heme opuesto, 1905
por los que se me apasionan,
a la cátedra de vísperas
de Medicina.
ÍÑIGO: ¡Animosa
resolución!
GERÓNIMA: Sígueme
la juventud que me abona 1910
y algunos graves del claustro
que son los que solos votan.
De oposición leo mañana;
apadríneme aquella hora
vueselencia y sus amigos; 1915
será cierta mi vitoria.
ESTEFANÍA: Pues ¿qué hará mi padre en eso?
ÍÑIGO Iré yo, mi casa toda
y cuantos títulos tiene
esta corte; y si os importa 1920
hablar votos...
GERÓNIMA: Eso no;
mi justicia, señor, sola
es de quien he de valerme,
que los sabios no sobornan.
Guarde Dios a vueselencia 1925
en vida de mi señora
y del señor don Martín.
Al padre [don ÍÑIGO]
Una palabra aquí a solas.
Vueselencia no la trate
en este tiempo de bodas 1930
que, aunque a don Gaspar se inclina,
cualquiera acción imperiosa,
en tiempo que es tan enfermo
y en complexión melancólica,
cansa la imaginativa, 1935
y es fuerza que descomponga
la sangre y dañe el celebro.
Alma quieta y vida ociosa
piden tiempos apestados.
ÍÑIGO: Pondráse todo por obra; 1940
volved a la noche a verla.
GERÓNIMA: Lo que he dicho cene y coma;
y adiós.
ESTEFANÍA: Traed vuestra hermana
a verme, doctor Barbosa.
Vanse las dos, y don MARTÍN
ÍÑIGO: Es notable habilidad. [redondillas] 1945
RODRIGO: Lucidos años, por cierto,
en tal juventud.
ÍÑIGO: Su acierto
es tanto en esta ciudad
que a él solo se le atribuye
la común salud que goza. 1950
GASPAR: Con todo eso, edad tan moza
en medicina no arguye
seguridad al temor,
si es adagio verdadero
que ha de ser mozo el barbero 1955
y con canas el dotor.
ÍÑIGO: Dícenlo por la experiencia
que adquieren maduros años;
pero excusan de esos daños
el estudio y la asistencia; 1960
todo el ingenio lo pasa.
El tiene grande opinión
aquí y yo satisfación
de que visite mi casa;
ved en doña Estefanía 1965
comprobada esta verdad.
RODRIGO: Mucho hace la voluntad
del enfermo cuando fía
del médico su salud
si tiene fe en él.
GASPAR: Pues yo 1970
no le diera el pulso.
ÍÑIGO: ¿No?
¿Por qué?
GASPAR: Es mucha juventud
para el estudio y desvelos
que pide su ciencia.
ÍÑIGO: Mal
le queréis.
GASPAR: (Será señal Aparte 1975
de que me abrasa de celos.)
ÍÑIGO: ¿Qué os ha hecho?
GASPAR: ¿Qué? ¿Pues puede
hacerme a mí mal, señor,
una pizca de dotor?
ÍÑIGO: ¡Y cómo!
GASPAR: ¿A mí?
ÍÑIGO: Cuando os vede 1980
la cosa que más amáis
conoceréis que es crüel.
GASPAR: Si no me curo con él
¿qué ha de vedarme?
ÍÑIGO: No estáis
en el caso y es forzoso 1985
el notificaros yo
lo que aparte me ordenó.
El tiempo anda peligroso
y todo ánimo ocupado
la salud llega a ofender; 1990
ya sabéis que la mujer
no tiene mayor cuidado
que el casamentero.
GASPAR: Sí.
ÍÑIGO: En llegando a tratar desto
hasta el sueño le es molesto. 1995
Dice, pues, que como os di
palabra de yerno, en ella,
puesto que os tiene afición,
aquesta imaginación
con su sosiego atropella, 2000
y que la sangre que cría,
como es sutil y ligera,
y el tiempo enfermo, se altera
y para en melancolía;
que, mientras la peste pasa, 2005
desta pena la excusemos,
en divertirla tratemos
y que vos la habléis con tasa;
que ociosa y entretenida
podrá conservar mejor 2010
para otro tiempo su amor.
Ya veis, si estimáis su vida,
que esta receta es forzosa;
así lo podéis hacer
porque yo he de obedecer 2015
en todo al dotor Barbosa.
Vase
RODRIGO: Y yo por esa receta
mil gracias a darle voy;
con celos amando estoy,
pasión, si loca, discreta. 2020
Pues hablarla le limita,
ya le debo este favor;
visitemos al dotor,
celos, que a mi bien visita.
A don GASPAR
Todo lo que se dilata 2025
en amor de prometido
trae, don Gaspar, añadido
de gusto; curarse trata,
triste, vuestra prenda hermosa;
si su dueño habéis de ser, 2030
paciencia y obedecer
en todo al dotor Barbosa.
Vase
GASPAR: Para confirmar temores [décimas]
desta sospecha homicida
basta y sobra el ver que impida 2035
el médico mis amores.
Mi dama es toda rigores,
puesto que afable y piadosa
premiaba mi fe amorosa;
¿qué mucho? es al fin mujer. 2040
Celos, ya empieza a temer
mi amor al dotor Barbosa.
Cuando no le ve, está triste,
y en viéndole, toda es gozo;
él es despejado y mozo; 2045
cúrala, a su pulso asiste;
poco la sangre resiste
si la ocasión la provoca;
si llega y arterias toca,
comunicarále penas; 2050
¿quién vio que amor por las venas
hablase y no por la boca?
Que la vaya a ver me quita
porque de mí se divierta;
patente para él la puerta 2055
que para mí se limita;
¿él una y otra visita
y a mí tanta privación?
Médica jurisdición,
malicioso estoy; ¿qué quieres 2060
de ocasiones y mujeres,
ella mujer, tú ocasión?
¡Oh médicos, que inhumanos
con los cuerpos sois, dejad
las almas con libertad, 2065
que ya perseguís tiranos!
Dos veces le dio las manos
y a tocarlas le importuna;
envidie amor su fortuna
y llorad desdicha vos; 2070
él manos de dos en dos,
yo con celos y ni aun una.
Forzaránme mis desvelos
a hablarle y, no dispensando
retiros que estoy dudando, 2075
vengaránse mis recelos.
No hay médicos para celos,
que es incurable y furiosa
la pena que los acosa;
parta visitas conmigo 2080
o llámeme su enemigo
desde hoy el dotor Barbosa.
Vase. Doña GERÓNIMA, de mujer, y
QUITERIA, con mantos
GERÓNIMA: Quiteria mía, esto pasa. [redondillas]
Solo descanso contigo;
nuevamente mi enemigo 2085
por dama nueva se abrasa;
nuevamente está por mí
loca doña Estefanía,
y, nueva la pena mía,
es viejo mi frenesí. 2090
Todo se imposibilita;
don Gaspar, ciego, apetece
voluntad que le aborrece;
su dama en esto le imita,
pues amándome, ya ves 2095
cuán incurable es su mal;
amo yo con pena igual
y engañámonos los tres.
¿Cómo hallaré la salida
de tan encantada Creta? 2100
QUITERIA: Si no la da algún poeta,
no la esperes en tu vida.
¡Buen fin a nuestro vïaje
ha dado tu ciego amor,
buena disculpa a tu honor, 2105
buen fin a nuestro vïaje!
Don Gonzalo está en Pamplona
peleando y cuanto gana
echando a perder su hermana.
Yo no sé de qué blasona 2110
la ciencia en que te señalas
si a tal locura te obliga;
pero diré que a la hormiga
por su mal le nacen alas.
Tú en Coimbra en opinión 2115
de otro Galeno; no hay hombre
que en viéndote no te nombre
el Hipócrates capón.
Visitas a bulto y ganas
dineros restituibles; 2120
haces curas imposibles,
matas veinte, cuatro sanas;
ya sabes andar a mula;
ya tiras, que es lo mejor,
gajes de un embajador; 2125
ya en paredes te rotula,
--aunque en esto decir puedes
que a la vergüenza te saca--,
tu fama y de puro flaca
la pegan a las paredes. 2130
Das en querer catedrar
de vísperas, o maitines,
con que médicos rüines
no te acaban de envidiar,
sin que haya en ellos quien hable 2135
en favor de tus recetas,
que en médicos y en poetas
la envidia es sarna incurable;
y para aliñarlo agora
finges que una hermana tienes 2140
y que a recibirla vienes;
quiere verla tu señora
y, aunque a todos satisfaces,
nunca acabas de mirar
que en alguno te has de errar 2145
si tantos papeles haces.
GERÓNIMA: ¿Ves todo eso? Pues de todo
habemos de salir bien.
QUITERIA: Ruego al cielo que no den
con nosotras en el lodo. 2150
¿Dónde vamos de mujeres?
GERÓNIMA: A ver a la Estefanía,
causa de la pena mía.
QUITERIA: ¿Pues, qué es lo que enredar quieres?
GERÓNIMA: Ello dirá.
QUITERIA: Don Gaspar 2155
es aquel, y su crïado.
GERÓNIMA: Tápate.
Tápanse
QUITERIA: Ya me he tapado.
Salen don GASPAR y TELLO
TELLO: ...sospecho que ha de posar
allí, de donde salieron
las sebosas embozadas. 2160
GASPAR: ¿También hay acá tapadas?
TELLO: De Castilla lo aprendieron.
QUITERIA: Nuevas tramoyas comienzan.
[TELLO]: Ya aguardan; hablarlas puedes.
GASPAR: Dios guarde a vuesas mercedes. 2165
GERÓNIMA: Fidalgo, os anjos vos bençam.
TELLO: ¿Los ajos han de vencer?
¿Pues aquí somos villanos?
GASPAR: Calla.
TELLO: Somos castellanos
y allá no se usa comer, 2170
sino entre rústicos bajos,
ese cavador manjar.
GASPAR: En fin, ¿no quieres callar?
TELLO: ¿Por qué han de vencer los ajos?
GASPAR: Los ángeles, majadero, 2175
nos bendigan, dice.
TELLO: Ansí...
¿Los ángeles? Eso sí.
Saca una mano sin guante doña
GERÓNIMA
GASPAR: ¡Ay, qué mano!
TELLO: De mortero.
Ensébanlas las hermosas
que en nuestra Castilla están; 2180
considera tu qué harán
siendo aquí todas sebosas.
GERÓNIMA: Deixai-nos passar diante,
que temos pressa.
GASPAR: Esperad,
y primero me avisad 2185
si es la cara semejante
a esa mano, que ha mil días
que no la he visto tan bella.
GERÓNIMA: Ainda melhor.
GASPAR: ¿Mejor que ella?
GERÓNIMA: Nao; me enjeitam zombarias; 2190
ficai, fidalgo, com Deus;
que nao falo a castelhanos.
GASPAR: Ni yo busco sino manos
que ansí hechizan los deseos;
si es igual vuestra hermosura, 2195
deme esa mano un favor.
TELLO: Come manos mi señor,
que es amante de grosura.
GASPAR: Calla, necio.
[A GERÓNIMA]
Demos traza
de que yo dos dedos vea 2200
de cara, que me recrea
vuestro aire.
GERÓNIMA: ¡Tamanha graça!
¿Vindes doido?
GASPAR: Loco vengo
y de pérdida, por Dios.
¿Queréis despicarme vos? 2205
Amor a una dama tengo
con muchos inconvenientes.
GERÓNIMA: Se fore desengraçada,
enfadadiza, escoimada,
vós lhe arreganhai os dentes 2210
[e] agachar-se-vos-há logo, [B. de los Ríos]
porque com mimos ninguém
de nosoutras quere bem.
Assentai com ela o jogo
desde hoje assim, e nao cureis 2215
de mais cà nem de mais là.
GASPAR: Quien tales consejos da
diestra está en amar. ¿Queréis
autorizar con la cara
tan sazonado consejo? 2220
GERÓNIMA: ¡Ó, que enfadonho e sobejo!
A QUITERIA
TELLO: Quitemos esa antipara
también acá, y muestre a ratos
ribetes vuestra hermosura.
Destápate, ninfa escura. 2225
QUITERIA: Tirai-vos là, esfola-gatos.
TELLO: Afrentóme; hola, señor,
en lenguaje portugués
esfolagatos ¿qué es?
GERÓNIMA: Dexai-nos ir.
GASPAR: A un dotor 2230
buscaba que vive aquí,
mas después que os llegué a ver
pienso que no es menester.
De cuantas bellezas vi
en esta corte ninguna 2235
cuidado de amor me da
y no sé qué me hace acá
vuestro donaire; solo una
hablé en Sevilla, tapada,
que se os parece no poco 2240
en el talle; mi amor loco
de medios ojos se agrada.
¡Ay, si fuésedes tan bella
como voy conjeturando!
¡Si por vos fuese olvidando 2245
el desdén que me atropella;
si mi amor, que a ciegas anda,
se quedase en Portugal;
si fuésedes principal,
si cariñosa, si blanda! 2250
¡Qué bien mi suerte se aliña!
¡Qué bien mi amor se mejora!
Descubrid el sol, señora;
acabad.
A QUITERIA
GERÓNIMA: Ai mana minha.
GASPAR: Perdonad mi desvarío. 2255
GERÓNIMA: Nao me deis enfadamento.
GASPAR: Lastimaos de mi tormento.
GERÓNIMA: ¿Pois eu, fidalgo, pari-o?
GASPAR: No me paristes, mas sé
que habéis de ser contrayerba 2260
de una voluntad proterva
que desconoce mi fe.
Su despego me desmaya,
en desdén favores trueca
y, aunque es hermosa, es muy seca. 2265
GERÓNIMA: ¿É seca? Pois vós regai-a.
GASPAR: Haced lo que os tengo dicho,
que si deste golfo salgo
por vos, a fe de fidalgo
y caballero...
GERÓNIMA: ¡Bom bicho! 2270
GASPAR: ...que si al talle y al olor
la calidad y belleza
corresponde, si nobleza
tenéis, que mude de amor
y de un mayorazgo os haga 2275
dueño, que en Castilla heredo.
GERÓNIMA: ¿Morgado tendes?
GASPAR: Toledo
de sus propios me le paga.
GERÓNIMA: De maneira esconjurando
falais, que por derradeiro, 2280
a fazer o que nao queiro
forçais; vinde-vos chegando.
Apártanse los dos
TELLO: (¡Miren allí qué meollo! Aparte
Tantas quiere cuantas ve.)
A QUITERIA
¿Yo contigo no podré 2285
tantico?
GERÓNIMA: Catai-me este olho.
A GASPAR
TELLO: ¿Ojos catas? ¿Es melón?
GASPAR: ¡Qué hermoso negro rasgado,
qué risueño, qué alentado!
No tiene comparación 2290
el sol con él.
GERÓNIMA: Pois catai
estoutro.
De medio ojo le enseña el otro
GASPAR: Entre dos hermanos
tan bellos y en tales manos
me pierda yo.
GERÓNIMA: Pois olhai...
mas nao, que é meu irmão aquele. 2295
Martinha , entremos em casa.
GASPAR: ¿Vuestro hermano?
GERÓNIMA: Olhai, là passa.
GASPAR: ¿El dotor?
GERÓNIMA: Meu irmao é ele.
GASPAR: ¿Hay tal cosa?
GERÓNIMA: Cavaleiro,
se nao cuidais d'outra boda 2300
mostro-vos a cara toda;
olhai, que muito vos queiro.
Descúbresele toda la cara y vase
GASPAR: Cara con tal circunstancia
de mi amor es piedra imán.
TELLO: ¿Vaste?
QUITERIA: A ruar.
Vase QUITERIA
TELLO: ¿A Ruan? 2305
Esos son pueblos en Francia.
GASPAR: Tello, esta mujer me ha muerto;
desde el punto que la vi
tapada el alma la di
y, ya que se ha descubierto, 2310
mil almas tener quisiera
que ofrecerle cada día.
TELLO: ¿Pues de nuestra Estefanía,
qué has de hacer?
GASPAR: Echarla fuera.
TELLO: ¿Y de doña Micaela? 2315
GASPAR: Desterrarla por tirana.
TELLO: ¿Y de nuestra sevillana?
GASPAR: Ni la vi, ni me desvela.
TELLO: ¿Y estotra?
GASPAR: Triunfa imperiosa;
es serafín, no es mujer. 2320
TELLO: Luego habremos menester
desde hoy al dotor Barbosa.
GASPAR: A darle quejas venía,
mas ya gracias le daré
por la hermana en quien mudé 2325
memorias de Estefanía.
¿Hay tal mano, rostro tal,
tal lengua, tanto donaire?
Todo lo demás es aire
con damas de Portugal. 2330
TELLO: Del de tus cascos me avisas,
según a todas acudes;
¡bueno es que en un año mudes
tres mujeres! ¿Son camisas?
GASPAR: Ellas ocasión me han dado. 2335
TELLO: ¿Y haste de casar con esta?
GASPAR: ¿Qué sé yo? Si es tan honesta
como hermosa...
TELLO: Estás picado.
Duerme primero sobre ello
y advierta tu ciego amor 2340
que es hermana de un dotor.
GASPAR: Mejor dirás, ángel, Tello.
Sale doña GERÓNIMA, de dotor, y don
RODRIGO con ella
GERÓNIMA: También es enfermedad
el amor y, aunque es afecto
del alma cuyo sujeto 2345
es, señor, la voluntad,
como obra por instrumentos
corporales y es pasión
que asiste en el corazón,
suelen los medicamentos 2350
hallar cura en la experiencia,
que el alma espiritual
presa en el cuerpo mortal
obra siempre a su presencia.
Tómale el pulso
El pulso tenéis amante; 2355
si Erasístrato viviera,
fácilmente os conociera;
mas si el mal fuere adelante,
medios refrigerativos
habrá que ese daño aplaquen, 2360
sangrías que el fuego saquen
y antídotos curativos.
RODRIGO: En la pasión que me abrasa,
guardad silencio, dotor.
GERÓNIMA: El médico y confesor 2365
son mudos. ¿Junto a mi casa
tal bien, señor don Gaspar?
Téngase por venturosa.
¿Qué mandáis?
GASPAR: Dotor Barbosa...
TELLO: (Barbosa, mas sin barbar.) Aparte 2370
GASPAR: ...de vos sola mi esperanza,
mi vida y mi amor se fía.
GERÓNIMA: Eso a doña Estefanía.
A TELLO
GASPAR: (No he visto tal semejanza.)
TELLO: (Si son hermanos, ¿qué mucho?) 2375
GERÓNIMA: Mataréisla si este mes
la habláis; tiempo habrá después.
GASPAR: Tengo que hablaros.
GERÓNIMA: Ya escucho.
GASPAR: Pero imposibles intento,
que os tengo por enemigo. 2380
¿Tiene también don Rodrigo
que le curéis?
RODRIGO: No me siento
bien dispuesto de hoy acá.
GASPAR: La peste pone temor.
RODRIGO: (¿Qué peste como el amor?) Aparte 2385
GASPAR: ¿Vais a casa?
GERÓNIMA: Voy allá.
GASPAR: ¡Qué dello os he menester!
GERÓNIMA: La Estefanía os apura.
GASPAR: No, dotor, mi muerte y cura
tenéis en casa.
GERÓNIMA: A entender 2390
os dad.
GASPAR: Son ansias secretas.
TELLO: Deben de ser almorranas.
GERÓNIMA: Drogas enfermas y sanas
tiene mi ciencia en recetas.
Mirad que me habéis de honrar 2395
los dos en mi oposición,
porque me va la opinión.
RODRIGO: ¿Pues eso habéis de dudar?
GERÓNIMA: Venid.
GASPAR: ¡Notables sucesos!
TELLO: Sepa, señor dotor tilde, 2400
que en la parte más humilde
me matan nueve diviesos.
GERÓNIMA: Pues luego al punto se sangre.
TELLO: ¿Son postemas?
GERÓNIMA: Sospechosas.
Echaos luego cien ventosas, 2405
sacaos veinte onzas de sangre.
TELLO: ¿Esas son onzas o tigres?
¿Veinte? ¿Y cien ventosas?
GERÓNIMA: Sí.
TELLO: ¿Soy yo buey?
GASPAR: Ello, hazlo ansí
si quieres que no peligres. 2410
TELLO: ¡Cuerpo de Dios! ¡Veinte y ciento!
No habrá, recetas barbosas,
viento para cien ventosas
en cien molinos de viento.
Vanse
FIN DEL ACTO SEGUNDO
--------------------
El amor médico, Jornada III

Actualización más reciente: 8 February 2008, David Hildner

  • THE RUTH ENLOW LIBRARY OF GARRETT COUNTY BOARD OF
  • 2ND GAS TARIFFS FG EXPERT GROUP MEETING 4 MAY
  • CALKULO 10 INSTALACIÓN PARA NO EXPERTOS DEBIDO A
  • EIN NICHT GENÜGEND IM JAHRESZEUGNIS SCHÜLERINNEN DIE
  • OBRAZAC BROJ 5 POPIS UTEMELJITELJA UDRUGE (NAZIV UDRUGE) REDNI
  • LIBRARY BOARD MINUTES JUNE 21 2013 ATTENDING LINDA SMITH
  • ASIGNATURA EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO DE LOS TRASTORNOS DE LA
  • COURSE OUTLINE FOR ECE 252 – MICROPROCESSORS – SPRING
  • SUMANTA SARKAR SUMUSUCH27042011YAHOOCOM SUMANTASUCHOUTLOOKCOM +919903827081 +918981357931 OBJECTIVE TO SERVE
  • 2 IŠRAŠAS MAŽEIKIŲ RAJONO SAVIVALDYBĖS TARYBA ANTIKORUPCIJOS
  • “ATENCIÓN TEMPRANA” ¿QUÉ ES LA ATENCIÓN TEMPRANA? DEFINICIÓN SEGÚN
  • CIRCULO EDUCATIVO DEFINICIÓN EVOLUCIÓN SINÓNIMO DE CAMBIO SABÍAS
  • INSERT EXTRA LINES APPROPRIATE FOR YOUR LETTERHEAD & DELETE
  • 2 TOČKA DNEVNEGA REDA 16 SEJE OBČINSKEGA SVETA OBČINE
  • KONFERENCE EVROPSKÝCH CÍRKVÍ KVĚTEN 2008 BRÍFINK KOMISE CÍRKEV A
  • BERANDA TENTANG KAMI PROFIL UNIVERSITAS PGRI
  • JOSÉ IGNACIO FERNÁNDEZ VERA CASADO Y CON DOS HIJOS
  • BOLETÍN 1 NÚMEROS NATURALES DIVISIBILIDAD 1 EN UNA DIVISIÓN
  • JESÚS MAROTO CV JESÚS MAROTO DATE OF BIRTH
  • LA SEGURIDAD EXTERNA EN EL MARCO ANDINO POR EDMUNDO
  • UNIDAD 2 DIVISIBILIDAD 1º ESO UNIDAD 2 DIVISIBILIDAD OBJETIVOS
  • MULTICULTURALISMO EL CÁNCER DE LOS DERECHOS HUMANOS VERSUS UN
  • FOSTER CARE POLICY AND PROCEDURE MANUAL FOSTER CARE PROGRAM
  • ADJUDICACIÓN DE LAS OBRAS DE CONSTRUCCIÓN DE UNA GLORIETA
  • CONSENT TO PARTICIPATE IN INTERVIEW (STUDY TITLE) YOU HAVE
  • SIGNIFICANT OFFSHORE DISCOVERIES IN DATE ORDER INFORMATION UPDATED TO
  • ITEMS THAT CAN BE DISCUSSED AT THE PATIENT GROUP
  • WHO ARE YOU TRYING TO HELP? WHAT ISSUE ARE
  • SCIENCE 265 FUN WITH TAPE! CHALLENGE AT THE END
  • CIRCLE OF CONFUSION IN OPTICS A CIRCLE OF CONFUSION